Inicio La asociación La mediación Orientación Familiar Actividades Contacto
 


  ¿Y si lo que necesitas es orientación familiar?


En Media2 podemos ayudarte, en nuestro equipo contamos con un orientador
familiar que ayudará a todos y cada uno de los miembros de tu familia con cercanía
y profesionalidad.


¿Qué es la orientación familiar?


Ninguna de las interacciones evolutivas de un individuo es más importante que la que tiene lugar dentro de
la familia. Cualquier circunstancia externa se verá reflejada en nuestras relaciones familiares y, en sentido
inverso, la calidad de nuestras relaciones familiares afectará al resto de nuestras vidas.
En este contexto, encontramos la Orientación Familiar como una atención especializada a las familias para
la superación de las situaciones de dificultad que surgen a lo largo de su transición por los diferentes ciclos
vitales: pareja, nacimiento de los hijos, crianza, educación de éstos, hijos adolescentes, la pareja madura con
hijos independientes, crecimiento de la familia con la llegada de los nietos, la familia extensa, jubilación, etc.
Desde la Orientación familiar se puede trabajar con familias completas, con la pareja, con padres e hijos,
con hermanos, o simplemente con el individuo.

Orientar es guiar, ayudar, informar, acompañar, dar
estrategias, asesorar, apoyar.


El proceso de Orientación familiar se
adapta a cada caso, garantizando
confidencialidad e imparcialidad. No se
juzga, no se imponen soluciones, ya que
se considera que las personas son
potencialmente capaces de solucionar
sus problemas. Con la Orientación
Familiar se busca capacitar a las
personas para que en el futuro afronten
sus propias dificultades.

 

Lo que vive un miembro de la familia se refleja en todos los demás.

 

¿A quién va dirigida la orientación familiar?
A los Hijos y a los Padres: Recuperar el placer de ser padres

Programas de entrenamiento para padres.

Orientación a padres primerizos, cómo preparar la llegada del
nuevo hijo, pautas para los primeros años, cambios en la
pareja.

Dificultades en su educación, (pataletas, rutinas de sueño,
hábitos de alimentación, comportamiento, control de esfínteres,
autonomía, confianza, seguridad, miedos, etc.).

Relaciones entre padres e hijos adolescentes o
preadolescentes, (desobediencia, pérdida de respeto, distanciamiento,
comunicación, problemas relacionales, etc.).

Relaciones entre hermanos, (superación de los celos por el
nuevo nacimiento, adaptación a familias reconstituidas, etc.)

Paliar o prevenir los efectos que separaciones y divorcios
ejercen sobre ellos.

Establecer una nueva relación de paternidad y maternidad
tras la separación de la pareja.
Crisis en la adolescencia

 

La Familia:
Las relaciones y vínculos entre nosotros
es lo que nos hace ser como somos.

Superación de dificultades en las relaciones con las familias de
origen: suegros, cuñados, tíos, etc.

Mejora del clima familiar en el hogar.

La corresponsabilidad familiar: reparto de tareas, roles y
responsabilidades en el hogar entre pareja, hijos, abuelos, etc.

Ruptura de pareja, no de familia.

Adaptación a ciclos vitales o cambios estresantes: nido
vacío, la jubilación, enfermedades, etc.

Adaptación a las reestructuraciones familiares postdivorcio:
nuevas parejas, hijastros, etc.

Afrontamiento de las dificultades que acarrea el cuidado de los
mayores en el hogar: aceptación de la ancianidad, tensión entre
hermanos adultos, parejas, etc.

Recuperación de las relaciones con la familia extensa
distanciadas por problemas de herencias, dinero, etc.

 

La Pareja:
Antes de tirar la toalla

Fortalecer y estabilizar las relaciones de pareja.

Superación de crisis: comunicación, confianza,
celos, distanciamiento, relaciones íntimas, interferencias de
la familia, etc.

Cuando la relación de pareja se tambalea por la llegada
del primer hijo.

Sobrevivir a la crianza de los hijos, distanciamiento,
nuevos roles, etc.

Adaptación tras la marcha de los hijos mayores, solos
de nuevo.

 

El individuo:
Porque todos y cada uno de los eslabones de la
cadena son importantes para que el todo funcione.

Los problemas individuales derivados de las dificultades
familiares, se abordan, en la Orientación Familiar, desde
la perspectiva de sus relaciones e interacciones con los
otros miembros de la familia:

· Autoestima, miedos, soledad, estrés, etc.

· Celos, comunicación, confianza, etc.

Ayuda a la adaptación de todos los miembros de la
familia a cambios sufridos en el entorno familiar:
ruptura conyugal, reconstrucción familiar, jubilación,
cambios en los roles familiares, etc.

 

 
    Aviso Legal - Contacto 2016 © Media2